Un hombre y una joven fueron acusados por asfixiar a sus tres sobrinos en Vargas

Permanecen recluidos en la sede del Cicpc de Caraballeda hasta que se concrete su traslado al Instituto Nacional de Orientación Femenina, en Los Teques, en el caso de la mujer; y al Centro Penitenciario de Aragua (Tocorón), en el caso del hombre

El Ministerio Público acusó a Yasmin Prieto Paduaniz (18) y Henry Alexander Prieto (28) por su presunta participación en el asesinato de sus sobrinos de 5, 7 y 8 años de edad mientras estaban a su cuidado, ocurrido el 12 de enero en un apartamento del bloque 3, sector 10 de Marzo de la parroquia Carlos Soublette, en el estado Vargas.

Al lugar se presentaron agentes de la Policía de Vargas tras una llamada al servicio de emergencia 171, así como efectivos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), quienes descubrieron en la sala de la vivienda un pipote de agua con los cuerpos de los tres niños en su interior.

Los análisis forenses arrojaron como causa de muerte asfixia mecánica por sumersión; además que las víctimas tenían entre 10 a 12 horas de fallecidas al momento de su hallazgo.

Durante los interrogatorios, la joven alegó haber dejado a sus sobrinos solos en casa para ir a trabajar; sin embargo, el padre de esta desmintió su versión. La investigación arrojó que la persona responsable de velar por los pequeños era la abuela Yasmín Prieto Paduaniz (53), dado que la madre cumple una condena por robo en Tocorón.

En virtud de ello, la fiscalía 8a de la referida jurisdicción acusó a la mujer y al hombre por los delitos de homicidio calificado con alevosía por motivos fútiles e innobles, así como por agavillamiento con el agravante del artículo 217° de la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes.

En el documento suscrito ante el Tribunal 5º de Control de Vargas, el Ministerio Público solicitó la admisión de la acusación y de las pruebas que la sustentan, así como el enjuiciamiento de los implicados, quienes permanecen recluidos en la sede del Cicpc de Caraballeda, hasta tanto se concrete su traslado al Instituto Nacional de Orientación Femenina (INOF), en Los Teques, en el caso de la mujer; y al Centro Penitenciario de Aragua (Tocorón), en el caso del hombre.

La citada instancia judicial aprobó el 14 de enero de 2019 una orden de aprehensión en contra de la quincuagenaria por su vinculación al caso.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.