Proponemos incorporar a la mesa de negociaciones al 3er sector

Ochoa Antich y Arconada informaron que la Alianza por el Referendo Consultivo envió carta a Maduro y Guaidó

La oposición democrática no-extremista puede ser un factor modulador a las dos élites confrontadas.Economía y emergencia humanitaria, derechos humanos y corrupción deben ser debatidos por mesas de negociación independientes de la mesa política y electoral.

La Alianza por el Referendo Consultivo remitió una larga carta a Nicolás Maduro y Juan Guaidó en que expresan su preocupación por el destino del proceso de diálogo y negociación que, con la facilitación de Noruega, está teniendo lugar entre el gobierno y la oposición parlamentaria. 

-En ella, explica Enrique Ochoa Antich, integrantes de la ARC, formulamos 10 recomendaciones para asegurar que ese proceso llegue a feliz término.

Una de ellas es la de incorporar a la mesa de negociaciones al que llaman 3er sector, la otra oposición diferente a la AN, conformada por sectores disidentes de la exMUD y por chavistas disidentes del madurismo. 

-Consideramos que, habida cuenta de la encarnizada confrontación existente entre los dos polos, un tercer sector de oposición democrática y no extremista puede ser modulador y ayudar en los resultados, argumenta Ochoa Antich.

Así mismo, plantean que independientemente de los acuerdos políticos y electorales, se conformen tres mesas de negociación paralelas que aborden varios temas.

La crisis económica y social y la emergencia humanitaria, con un programa de reformas que abatan la inflación y logren el levantamiento de las sanciones contra el país, por ejemplo, dice Santiago Arconada, integrantes de la Plataforma por la Defensa de la Constitución.

Según informa Arconada, también proponen abordar la situación de los derechos humanos, en particular en lo atinente a prácticas de tortura y represivas para erradicarlas.

Si nos quieren aterrorizar, con torturas que matan y represiones que ciegan, venimos a decir que no lo lograrán, exclama Arconada, y agrega: Seguiremos exigiendo que sea el pueblo soberano el que mediante referendo decida el curso de su vida colectiva como nación.

Según explicaron tanto Ochoa como Arconada, otra de las mesas abordaría la crisis ética, de modo de asegurar la designación de un Contralor verdaderamente independiente, la sanción de los corruptos y la confiscación de los capitales mal habidos en el exterior.

Por otra parte, ya en materia propiamente política y electoral, piden que aunque sea como acuerdo parcial, se designe un nuevo Consejo Nacional Electoral de modo de rescatar la credibilidad en el voto y en la ruta democrática y electoral para salir de la crisis política.

Por último, vuelven a poner sobre la mesa la convocatoria de un referendo consultivo para preguntar al pueblo soberano si mandata o no la relegitimación de todos los Poderes Públicos nacionales mediante elecciones generales.

A continuación el texto completo de la comunicación:

Categorías Política

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.