Nueva movilización en Santiago de Chile

Con los mismos reclamos contra Piñera, comenzó «La Marcha Más Grande de Chile 2»

Con silbatos, cacerolas, banderas chilenas y mapuches, los chilenos y chilenas arriban a la Plaza Italia para repetir la «marcha más grande» , la histórica concentración de más de un millón de personas ocurrida el viernes.

La convocatoria para la #LaMarchaMasGrandeDeChile2  había sido convocada originalmente al Palacio de La Moneda, pero los organizadores redireccionaron el destino nuevamente a la plaza también conocida como Baqueado, debido al fuerte operativo de Carabineros. Sin embargo, frente al Palacio de la Moneda llegaron algunos grupos de manifestantes, lo que generó tensión con los Carabineros.  

La movilización fue convocada a La Moneda durante el fin de semana. Pero, como consecuencia de la histórica marcha del viernes, el presidente Sebastián Piñera llevó adelante el acto de cambio de su gabinete de ministros   para intentar calmar el reclamo popular contra el modelo político y económico que lleva más de diez días. Eso generó protestas frente a la casa de gobierno, que terminaron en una nueva represión. 

Los comercios bajaron sus persianas horas antes de la convocatoria. A las 17, cientos de manifestantes ya comenzaban a llegar a La Moneda, pero se encontraron con camiones hidrantes y lanzagases de carabineros de los que se emitían la orden de alejarse de la zona. Por la misma Alameda, como se denomina a la central avenida O’Higgins, los chilenos y chilenas se dirigieron hacia Plaza Italia. 

«Todos es pacífico, son los mismos carabineros los que arman la grande. Estoy protestando por un salario digno y salud para nuestros hijos. Al Gobierno le hemos dicho basta ya de abusos con el pueblo. Basta ya Piñera, ¡váyase!«, declaraba un trabajadora pública que caminaba desde La Moneda a la radio ADN de Santiago de Chile. 

«La gente se quiere seguir manifestando, la normalidad no ha vuelto para nada ni para nadie. El cambio de gabinete no fue un cambio, fue un enroque de los mismos que estaban trabajando para el Gobierno. Tiene que haber cambios estructurales, los políticos tienen que aprender a escuchar a la gente«, apuntó un joven trabajador que ya había llegado a la Plaza Italia. 

La expectativa por la convocatoria es repetir el millón de personas que el viernes marcaron la historia y forzaron las primeras acciones concretas del presidente Piñera, quien hasta entonces había buscado apagar el fuego con un tibio paquete de medidas sociales. 

De la mismo forma, el temor es que se repita la represión de los últimos diez días, a pesar de que ya no rige el «estado de emergencia» ni el toque de queda en las ciudades del país trasandino. 

Hasta ayer, el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) había presentado 120 acciones judiciales, entre ellas, cinco por homicidio, 18 por violencia sexual y 76 por torturas. Esas cifras se suman a la denuncia de colectivas feministas por la desaparición de 13 mujeres. 

A once días de la primera manifestación en el subte de Santiago de Chile, según el INDH, hay 3535 personas detenidas, entre ellas, 375 niños, niñas y adolescentes. El organismo de derechos humanos advirtió que en las detenciones se registraron graves denuncias como desnudamientos de menores de edad, agresiones, maltratos verbales y amenazas. 

La represión ordenada por el gobierno de Sebastián Piñera, que tras la histórica marcha del viernes tuvo que levantar el toque de queda, ya dejó 1132 heridos por disparos. Entre las personas heridas, 127 perdieron uno de sus ojos.  

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.