Política con P mayúscula

Opinión: Diputado Hugbel Roa

Desde el momento en que el Presidente Nicolás Maduro nos instruye incorporarnos a la Asamblea Nacional en desacato, pudimos confirmar lo que en ocasiones la derecha se ha encargado de dejar claro: en la historia política de Venezuela, no había existido nunca una oposición tan rastrera y golpista como a la que lamentablemente hoy nos enfrentamos.

Afortunadamente para el escenario político, un sector de la oposición entiende que, para poder ejercer la política en un país, debe existir compromiso con el sistema democrático y decidió desprenderse, de la agenda de guerra, caos y muerte, sumándose el 16 de septiembre de este año, a la senda democrática propuesta por el Gobierno Bolivariano y llevada a cabo por el pueblo que eligió ejercer su soberanía.

Ese sector de la oposición venezolana ha manifestado la necesidad del diálogo con el Gobierno Bolivariano para buscar solución a los problemas estructurales que hoy aquejan al pueblo. Gran parte de estas carencias que hoy vivimos los venezolanos son consecuencia de que esa derecha apátrida y arrastrada, que ni siquiera vive en el país, ha implorado a sus amos imperiales, someter al pueblo venezolano a un bloqueo ilegal, criminal y sistemático desde todas sus dimensiones.

Sanciones de todo tipo han sido aplicadas contra Venezuela y el mundo debe saber quiénes son los responsables de las mismas, mientras continúan saqueando los bienes de la Nación con el robo descarado de CITGO, el Presidente Nicolás Maduro reitera el llamado al diálogo a esa oposición que esta de espaldas al país, a la democracia y a la paz.

Esos responsables hoy temen asumir sus errores, y habiendo quedando fuera del tablero político, desde una Asamblea Nacional en desacato se llama a conformar un nuevo Consejo Nacional Electoral, punto que se había acordado previamente en la Mesa de Diálogo Nacional.Dejando claro, que el lapso para el cese de funciones de los rectores del Consejo Nacional Electoral, aún no ha sido vencido, el Presidente Nicolás Maduro reitera su voluntad política, apelando a la intención de ese sector de la oposición, demostrando como un verdadero demócrata, a lo que estamos dispuestos a ceder para lograr el entendimiento y la paz del país.

Lo sucedido recientemente en Bolivia, un Golpe de Estado contra un Presidente reelecto por la mayoría popular a través del voto, demuestra que Estados Unidos, -quien de forma evidente es quien está detrás de todo plan de desestabilización de la región- no le interesa que los actores políticos de Venezuela apuesten al sufragio popular, y harán todo lo posible por seguir consumando gobiernos impuestos que irrumpan contra todo valor democrático.Ante esto, nuestra Constitución es bien clara:

Artículo 192: “Los diputados o diputadas a la Asamblea Nacional durarán cinco años en el ejercicio de sus funciones, pudiendo ser reelegidos o reelegidas por dos periodos consecutivos como máximo”Los que se enriquecen con la guerra, el hambre y la muerte, deben asumir que la única arma con la que nos podemos enfrentar los venezolanos es el voto.

https://hugbelroa.blogspot.com/2019/11/politica-con-p-mayuscula.html

Categorías Opinión

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.