El bloqueo favorece obviamente al oficialismo

Por Santos García Zapata

En la oposición Voluntad Popular, Primero Justicia y los grupúsculos de María Corina, Diego Arria y Antonio Ledezma son los principales y entusiastas propagandistas de bloquear al país. Bloqueo que ha terminado favoreciendo al gobierno de Nicolás Maduro cuya aceptación no baja del 20 /25 %  mientras que el apoyo a los presidentes de Chile y Colombia principales enemigos del gobierno chavista es mucho menor. Ese bloqueo cuya intención de sus promotores era provocar rabia en el pueblo y una reacción/levantamiento contra el gobierno fracaso estrepitosamente, pero como siempre la oposición venezolana no reconoce sus errores. El bloqueo convirtió en dependientes de las acciones del gobierno a millones de venezolanos; la bolsa CLAP y los bonos son un paliativo importante para millones de venezolanos.

El bloqueo publicitado  tanto por altos dirigentes el gobierno de USA y el mismo presidente Donald Trump al igual que numerosos líderes opositores le ha dado en bandeja de plata un poderoso argumento que compacta/une a los chavistas y  una parte del país acepta como la principal razón o motivo de la crisis del país. Los más inteligentes y documentados analistas de la oposición afirman tajantemente que ese bloqueo perjudica al pueblo. La mayoría de la población rechaza una invasión pero unos cuantos voceros de la oposición siguen solicitando públicamente una invasión.

Entre 450 y 600 millones de dólares es la multimillonaria cifra de dinero  que maneja directamente  la oposición para su clientelismo, tan igual de pernicioso como el  clientelismo del oficialismo.

En la oposición y en el gobierno todos sus publicistas, periodistas, locutores, analistas políticos reciben dinero directa e indirectamente  para contribuir con esa nociva y asquerosa polarización que favorece –en realidad –  al oficialismo. La mayoría de las informaciones que circulan en las redes y en portales son FAKE NEWS de baja factura  asombroso,  inaudito que en el futuro analizaran ese comportamiento absurdo sociólogos como una actividad  contraproducente  que favoreció objetivamente al gobierno y este la promueve maquiavélicamente bajo cuerda.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.