Radio Vargas Hoy 91.3 FM La emisora de la espiritualidad para vivir mejor

Por Santos García Zapata

Fue duro imponer ante amigos, socios, locutores el tipo de música, su filosofía, muchos trataron y tratan de cambiar el estilo musical de esta radio que es primera en audiencia, pero muy por encima de la emisora que le sigue. Somos el producto de más de 50 años de lecturas.

Las canciones tienen una dirección; fueron durante años escogidos por su temática y cadencia musical; existe un hilo entre su música, micros y espacios. Los arquetipos musicales se heredan. Al escuchar una vieja canción de nuestra infancia nos retrotrae a los albores de nuestra vida como una película que empieza a pasar de nuevo por la mente. En nuestro subconsciente están guardadas melodías que agradaron a nuestros padres y abuelos; la mayoría tuvimos una infancia protegida por nuestros padres.

El cerebro es modificado por la música y la exposición a esta podría aumentar el funcionamiento emocional y cognitivo. La música de Radio Vargas Hoy 91.3 FM junto con los micros, información, programas se concadenan para ir aumentando el funcionamiento emocional y cognitivo de nuestros miles de oyentes y segregar endorfinas. Deliberadamente buscamos acceder a los circuitos nerviosos subconscientes de nuestros oyentes.

Los micros que presentamos van en una determinada dirección contra la fatuidad cultural, política y social. Rechazamos el cretino maniqueísmo que caracteriza la vida política y cultural de la región.

Poco a poco hemos ido creando el equipo de la emisora y descartando a otros.

No somos una emisora más; somos la emisora de la espiritualidad; no somos religiosos ni ateos. Somos revolucionarios humanistas, demócratas pluralistas discrepamos de esos “dirigentes” políticos, empresarios y funcionarios públicos sordos, insolentes, ineptos, resentidos, engreídos, fatuos y arrogantes. Nacimos para cambiar el mundo.

Categorías La Guaira

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.