Increíble discurso pronunciado por Abunda Lagula, de Tanzania, al recibir el Nobel de Literatura

Como no sé mucho de formalidades –ni pretendo saberlo– saludo y agradezco por igual a todas y todos los presentes. Es para mí un honor estar hoy aquí, delante de tanta gente distinguida, sabiendo que el mundo entero está viendo esta ceremonia. Espero, por tanto, no defraudar a nadie con estas humildes y breves palabras que, por fuerza, debo pronunciar. Si defraudo, espero que no sea demasiado. Y en el peor de los casos, si defraudo demasiado, espero sepan perdonarme. Por último, el Premio está ya otorgado, y eso demostraría que fue un error concedérmelo, como yo efectivamente pienso.

No sé si en verdad me merezco tan alto galardón. En lo personal, creo que no. Me atrevo a pensar, incluso, que efectivamente fue una equivocación. Yo, como tantas veces lo he dicho, no soy un escritor; muchos menos, un escritor genial que se merezca esta distinción.

Quiero empezar mi discurso excusándome si no puedo expresarme con toda la soltura y belleza que se esperaría lo haga un Premio Nobel de Literatura. Sucede que mi lengua materna no es el inglés, sino el suahili, idioma que hablé toda mi vida con mucha mayor propiedad, desde mi aldea natal en la selva hasta el día de hoy. Si he escrito en la lengua de Shakespeare –con todo el perdón de los clásicos puristas británicos– eso se debe a la herencia que la Reina de los Mares nos legara, a partir de la intromisión que tuvo en nuestro continente. ¿Ustedes se imaginan a la Reina de Inglaterra o al Presidente de la Cámara de los Lores hablando suahili? Yo, realmente, no. ¿Y por qué yo tengo que hablar en inglés? ¿Por qué hoy tengo que llevar este –perdónenme por el epíteto– estúpido traje negro y este –para mi gusto al menos– ridículo moño? ¿Usaría el Primer Ministro británico nuestros trajes típicos para alguna de nuestras ceremonias?

De todos modos, no quiero insistir con esta cuestión de las presentaciones: hablo en inglés, pobremente quizá, y uso un traje que me resulta incómodo. Pero no deseo extenderme en este aspecto sino excusarme, en segundo término, por mi falta de información. No podría, ni remotamente, lucirme con una parafernalia de datos sobre la historia y la situación actual de mi país: Jamhuri ya Muungano wa Tanzania –mi raza, mi continente– como lo hiciera en una ceremonia similar mi –me provoca cierto nerviosismo pronunciar la palabra– «colega», el también galardonado con este premio, el latinoamericano García Márquez. En ocasión de recibir su premio, aquí mismo, hace ya años, asombró a todos con una pieza oratoria tan llena de datos, tan rica en información, que creo le podría valer, ella misma, otro premio. No, yo no dispongo de todo ese saber. Sé que vengo de un lugar pobre, uno de los lugares más pobres del planeta, con más hambre que otra cosa, pero no podría abundar en precisiones al respecto. Ahí están los informes de Naciones Unidas para eso.

Créanme: no soy escritor, no me tengo por tal. Fui en mis años juveniles, igual que otro colega, también ganador del Nobel –Saramago, el vate portugués– cerrajero. Si fuera un lírico, un exquisito maestro de las letras como lo es él, podría decir que ese juvenil oficio me permitió, años después, abrir los cerrojos del espíritu humano. Pero no, los defraudo. Creo que sigo siendo, de alma, más cerrajero –y mecánico de automóviles, y maestro rural, como también lo he sido– que escritor.

Llegué a la literatura casi fortuitamente, nunca me preparé para eso. No estudié formalmente nunca nada ligado a las bellas artes, no asistí a taller literario alguno. Lamento decepcionarlos si esperaban otra cosa. Empecé a escribir casi como una necesidad visceral: no podía quedarme callado ante las calamidades que a diario veía en mi país, la miseria, la injusticia. Era tan horripilante todo eso –y sigue siéndolo, sin dudas– que me pareció necesario dejar constancia ante la historia de tanta monstruosidad. ¿Por qué los negros sufrimos tanto? Como no tenía cámara fotográfica ni teléfono celular para tomar fotos, y mucho menos como no podía plasmarlo en una película, pensé que tenía que escribir sobre esa realidad. De haber tenido habilidades plásticas, se los aseguro, hubiera pintado; de más está decir que no las tengo.

Como ven, entonces, no soy un inspirado por las Musas. ¿Los sigo defraudando? Simplemente me limité a poner en un papel –les aclaro que jamás he usado una computadora para escribir– lo que sentía sobre lo que veía a diario. ¿Ustedes saben lo que es comer cada dos días… con buena suerte, claro? No pretendo en absoluto ser melodramático y contarles las infamias más grandes que se puedan imaginar buscando conmoverlos y hacerles derramar una lágrima. Creo que eso es una inmoral pornografía de la miseria. Si quieren conmoverse, visiten los lugares de donde yo vengo, y que me inspiraron a escribir aquello por lo que hoy me premian.

Insisto: no sé si soy merecedor de esta tan distinguida presea. No soy un escritor bello –no estoy hablando de «mi» belleza; me considero más bien feo, de verdad. No soy un estilista, un sutil y delicado rapsoda, un mago de las palabras. Hay muchísimos que así han entendido la literatura– y yo también, en definitiva, creo que eso es el arte literario. Pero yo no soy de esos. Soy más bien rústico, torpe incluso. No pinto bellezas; hablo, simplemente, de la sufrida vida de mi gente, de mi sufrida vida.

Intuyo que se me confiere ahora este premio con un valor simbólico: un negro –¡un negro!– de uno de los países más pobres que hay. ¿No se trata de una compensación, una forma de resarcimiento? Los que han leído mi obra –que por cierto no son muchos– saben que no soy un elegante maestro del lenguaje. ¿Por qué, entonces, este galardón? Lo agradezco, claro, no dejo de estar contento; creo que es importante aceptarlo, justamente porque soy un negro de un país extremadamente pobre. ¿Pero no es un poco tardío el reconocimiento?

Les aseguro que no soy un resentido contra los blancos. Aunque no les interese saberlo –nadie me lo está preguntando– uno de mis mejores amigos en mi país es un blanco. Ustedes, los aquí presentes, la reina de Suecia, toda esta gente importante y acostumbrada a llevar estos trajes que a mí me parecen camisas de fuerza pero que, para ustedes, son algo de lo más cotidiano, todos ustedes no son los responsables directos de nuestras infinitas penurias, como negros y como pobres. ¿O si?
¿Quién es el culpable, entonces? En lo que hoy día es Tanzania se sabe que apareció el primer ser humano de la historia, hace varios millones de años, y de allí se desplazó por todo el planeta. Por lo que, permítaseme decirlo así, los blancos, rubios y de ojos celestes actuales son negros desteñidos. ¿Por qué quedamos tan atrasados? ¿Por qué hemos debido sufrir tantas tropelías? ¿Ustedes se imaginan Europa repartida desde un escritorio, o debajo de un árbol, en una reunión de los jefes africanos? La Conferencia de Berlín no fue un chiste, un invento, una quimera. Ahí repartieron mi continente, mi gente, mis recursos, como niños que reparten un pastel. ¿Lo sabían, verdad? El 26 de febrero de 1885, en Berlín, Alemania, 14 varones representantes de otros tantos países –ninguno africano, valga aclarar–, y presididos por el canciller teutón von Bismarck, sentados frente a un mapa del África jugaron a repartirse el continente.

Ustedes, se los digo con todo corazón, ustedes no son los responsables. Ustedes heredaron esa historia. Ustedes son blancos, ricos, que no saben nada de lo que es el hambre, y que hoy –¡qué bueno que así sea!– pueden tener un poco de conciencia, de vergüenza mejor dicho, y pensar en promover un símbolo como lo que en estos momentos se está consumando en esta sala: reconocer la monstruosidad que sus antepasados cometieron premiando, quizá inmerecidamente, a un negro, con un preciado trofeo internacional.

Yo se los agradezco, muy hondamente, con toda mi alma. Pero vuelvo a decirles lo mismo: quizá no soy merecedor a esto en tanto escritor. Quizá, sí, en tanto negro, en tanto pobre. Hasta ahora he sobrevivido muy magramente, con trabajitos informales o con sueldos del Estado. Ya se imaginan entonces cómo puedo haber sobrevivido. Nunca viví como escritor. Quizá ahora, devenido Premio Nobel, mi suerte cambie. No me atrevería a decir: mi próxima «buena suerte»; simplemente una suerte distinta. Quizá, como dijo otro colega –ya le perdí el miedo a esta palabra, ya empezó a gustarme–, el igualmente laureado con el Nobel, sobreviviente a los campos de concentración, y símbolo también, el húngaro Kertész, una vez obtenido ese galardón conoció la tercera dictadura, luego de la nazi y la bolchevique: la dictadura del dinero –la menos incómoda, se apresuró a aclarar. Tal vez eso me suceda: ahora llegarán los laureles, los reflectores de la prensa, los amigos que son como sombras: aquellos que lo siguen a uno solamente porque hay sol. Tal vez –yo diría que casi con seguridad así sucederá– me atosiguen con conferencias y presentaciones públicas. ¡Yo, un modesto cerrajero y maestro de escuela! ¿No es un poco desproporcionado todo esto? ¿Qué podría transmitirles yo?

Probablemente ustedes esperaban un brillante intelectual, un experto en cuestiones literarias, un profundo pensador. Pues no. Déjenme decirles que no soy eso; aunque quisiera, no podría serlo –y sigo decepcionándolos. Por otro lado –aclaración importante– no quiero serlo tampoco. Ahora ocupo un cargo medio en el Ministerio de Educación de Tanzania. No sé si realmente hago bien lo que hago, pero al menos creo mucho en lo que llevo a cabo. En mi país alrededor del 30 por ciento de la población no sabe leer ni escribir –eso se ve mucho más aún en las mujeres. Por eso, les decía, desde el Ministerio tenemos tanto que hacer por delante.

Imagínense: en un país de analfabetos, donde llegar a la escuela secundaria ya es muy difícil, y la Universidad es casi un lujo inaudito, ¿a quién le pueden importar unos cuantos cuentos sobre la miseria diaria? Allí la miseria se vive día a día, hora a hora, no es necesario leerla en un libro.

Por todo eso creo que es algo desmedido estar recibiendo el Premio Nobel hoy aquí. Podría no aceptarlo, como en su momento hizo Jean-Paul Sartre. Pero, en realidad, no me parece lo mejor proceder así. Lo acepto, siempre con la idea que no lo merezco, que hay mejores escritores que yo –y lo digo muy sinceramente; yo soy un simple juglar popular que habla de las cosas cotidianas, de la miseria cotidiana. Pero lo acepto justamente por el valor de símbolo que entiendo conlleva. Lo acepto, con una condición: que los aquí presentes tomen todos –yo ya lo tomé– el genuino compromiso de revertir la situación que vive el África.

Sí, así como oyen. ¿Los decepciono? ¿No se esperaban esto? Bueno, perdonen, pero creo que no estoy pidiendo nada fuera de lugar. ¿En nombre de qué derecho mi población, mis hermanos, fueron convertidos en esclavos? ¿Con qué derecho nos han saqueado históricamente como lo han hecho las potencias occidentales? ¿Por qué estamos condenados a ser los vencidos, los olvidados, los marginales, los miserables? ¿Por qué tenemos que vivir de las infames limosnas de la caridad internacional, siempre deficientes, siempre a destiempo? ¿Con qué derecho se nos quiere hacer pagar una inmoral, insoportable y nefasta deuda externa que ningún habitante del África ha contraído directamente? ¿Cómo olvidar los siglos de explotación, de ignominia, de degradación que nos tocó soportar, solo por ser negros? ¿Por qué estamos condenados a soportar una enfermedad como el VIH-SIDA, guerras fratricidas que nos inventan desde fuera de nuestras fronteras, saqueo inmisericorde de nuestros recursos? ¿Y si fuera cierto que pedimos que, a partir de ahora, la monarca del Reino Unido de Gran Bretaña y la Irlanda del Norte –y por qué no también sus súbditos– hablen idioma suahili? ¿Y por qué tenemos que aceptar tomar Coca Cola y comer Mc Donald’s? ¿Acaso no tenemos comidas decentes en nuestros pueblos? ¿Con qué derecho se considera que «la cultura» debe tener por símbolo un Partenón griego –como es la representación de la UNESCO– y no, por ejemplo, uno de nuestros bohíos? ¿Quién nos ha hecho creer que los blancos son más «cultos» que los negros? ¿Por qué los negros estamos condenados, si bien nos va, a ser deportistas profesionales? –los gladiadores modernos para el circo contemporáneo. ¿Acaso los negros no podemos ser más que delincuentes cuando habitamos en el mundo de los blancos? ¿Es ese nuestro destino? ¿Inmigrantes ilegales, ladrones, barrios marginales?

Acepto su blanco premio, señoras y señores, sólo a condición que ustedes reconozcan en público, aquí, delante de todas estas cámaras de televisión, que con un Premio Nobel dado a un negrito no se está resarciendo una mierda la infamia histórica, el despojo descomunal y la injusticia infinita que se ha cometido en contra de nuestros pueblos.

Acepto este blanco premio, no diré manchado de sangre, pero sí condicionado por sus asquerosos billetes de bancos occidentales, sólo a condición que quede claro que esto es un inicio –algo payasesco por cierto– de un proceso de reparación que debe llevar años, siglos quizá. ¿Quién nos va a devolver los bosques desaparecidos? ¿Quién, cómo y cuándo va a pedirnos perdón por la esclavitud a que nos forzaron? ¿Creen ustedes, por casualidad, que este premio remedia algo? ¡Ni mierda! Pero lo acepto de todos modos. Muchas gracias.

Publicadas por Marcelo Colussi 

http://mcolussi.blogspot.com/2020/02/increible-discurso-pronunciado-por.html

Categorías Libros

183 comentarios en “Increíble discurso pronunciado por Abunda Lagula, de Tanzania, al recibir el Nobel de Literatura”

    • Qué triste que un texto, que describe una realidad de desigualdad y sometimiento ancestral deba ser presentado bajo una Fake News, menospreciando el intelecto de quien se topa con la noticia accidentalmente. ¿Acaso alguien escuchó alguna vez hablar de que Tanzania Recibió un Nobel de literatura? y además…..ponerle de nombre al supuesto autor ABUNDA LA GULA, ¿no te suena a que en Afira ABUNDA LA HAMBRUNA?

    • Qué triste que un texto, que describe una realidad de desigualdad y sometimiento ancestral deba ser presentado bajo una Fake News, menospreciando el intelecto de quien se topa con la noticia accidentalmente. ¿Acaso alguien escuchó alguna vez hablar de que Tanzania Recibió un Nobel de literatura? y además…..ponerle de nombre al supuesto autor ABUNDA LA GULA, ¿no te suena a que en Africa ABUNDA LA HAMBRUNA?

    • Así es, Tobías, salvo que «tremendo» puede referirse a un hecho de carácter intenso y extraordinario, considerado como positivo como a algo que produce un fuerte sentimiento de sobrecogimiento. Más allá de que quien lo escribió tenga algún rapto de inspiración, pierde la gracia porque su intención fue engañar a incautos. Hoy en día, es imprescindible chequear la información que se recibe, para evitar diseminar fake news, como ésta. Estimo que quienes están a cargo del sitio deberían empezar por dar el ejemplo, a menos que les resulte indiferente propagar falsedades. Hoy es un mero artículo, con pretensiones de intertexto, mañana puede tocarle a información sobre temas sensibles.

  1. Tiene toda la razón del mundo y bastante educado parco ha sido para lo que nos mereceríamos leer, por la cuenta del alcahueteo de nuestros gobiernos a tal porquería de desastre y magnicidio.

  2. No sólo es un discurso o una exposición Abunda Lagula es la voz de África Madre y de todos los afrodescendientes de piel oscura- entendiéndose que toda la humanidad es afrodescendiente- :

    Es una voz que retumba como tambores cercanos
    retumbaron a los lejos pero sen ser escuchados
    Es una voz de hidalguía de un combatiente que ahora
    va retomando los gritos de tan terrible holocausto
    Abunda Lagula trae para el mundo una verdad
    para despertar conciencias ante esa calamidad:
    llevar una piel oscura lo cual es muy natural
    como el milagro ecológico que en todo plano se dá
    pero que ha sido desgracia por el enfoque racial
    generando humillaciones, esclavismo y mucho más.
    Yo abrazo a mi hermano Abunda, yo quiero ser de Tanzania
    y aún con esta piel clara que yo siento como oscura oscura
    yo me sumo a su demanda porque he parido africanos
    con la herencia ineludible de un hijo de esclavizados!
    Honor para Abunda Lagula: su verdad se ha propagado
    y como ya quedan cortas «Reparaciones» absurdas
    gritemos a cuatro vientos la igualdad de los humanos
    que salgan imperialistas de todo el suelo africano
    y por la invasión de América holocausto americano
    donde sembraron también a la cantidad de hermanos
    que tienen la piel oscura con karma de esclavizado!
    Larga vida ABUNDA LAGUNA: que los ancestros te vean
    las abuelas te bendigan, los jóvenes te veneren
    y los dioses verdaderos iluminen tu camino!
    que la igualdad sea un hecho
    que el mundo entero demande que se acaben los imperios!

    Poeta: Obdulia Molina Jara
    de Venezuela cuna de libertadores

  3. Graaande este premio nobel! Excelente discurso de reconocimiento a su pueblo y cultura, y de exigencia de respeto al mundo occidental que le concede el premio.

  4. África, nuestra abuela Patria. Este discurso es un homenaje a los Lumumbas , Sankaras y a todos los mártires africanos incluyendo a los negros de América. Felicitaciones Abunda .

  5. Me podría informar cuándo ganó Tanzania el premio Nobel de literatura. Sobre el escritor, me gustaría conocer su biografía, porque ese nombre nació de un chiste al preguntar, cómo se dice hambre en África, y la respuesta es Abunda Lagula

  6. Resulta como poco lamentable que alguien ponga tanto empeño y haga gala de tamaña creatividad, en aras de alimentar el dudoso placer de engañar a miles de incautos con una fake news. Hubiese sido más honesto presentarlo como una pieza de literatura, que podría haber sido digna de considerar como un despliegue de humor o quizás hasta como un intertexto de los numerosos y auténticos discursos de diversos Premios Nobel, sino fuese por sus negras intenciones. Lamento profundamente que quien sea su autor o autora desperdicie su talento, que bien podría dedicar a aprender sobre la situación de los sufridos pueblos africanos. Se le escapó al autor o autora un rasgo de humor tan grueso como el nombre del falso Premio Nobel: Abunda Lagula. La jocosa elección deja traslucir su apetito desmedido: abunda la gula de ser reconocido a toda costa. Qué bueno sería que el autor (me inclino a imaginarlo del género masculino y singular) dedicara algo más de su tiempo a regalarnos los ojos con sus producciones honestas.

    • Tienes razón, sería más útil, si está creación literaria se hubiese publicado quizás como una breve historia contada por un personaje imaginario del autor, que relatado desde un escenario repleto de fascistas de élite, les reclama el sufrimiento de los millones de habitantes del continente Africano, que a través del tiempo han sido vejados, humillados, que han sido despojados de las riquezas naturales de sus países, que han sido excluidos, reprimidos y que hoy sufren las injusticias más crueles. Sin embargo, vale como reflexión y ejercicio para la conciencia

    • Ningún escritor de Tanzania ha ganado el premio Nobel de literatura, está creación literaria es obra de algún autor, del cual no se tienen datos, se pudiera creer que es una burla, pero apartando el engaño en lo que respecta a la procedencia del mismo, vale la pena como reflexión del sufrimiento e injusticia a los que han sido sometidos los pueblos del mundo por los imperios de todos los tiempos, es un gran ejercicio para la conciencia

  7. Debe ser un descanso para el alma ,el haber tenido la oportunidad de expresar en nombre de una gran cantidad de personas,algo que has vivido en carne propia .

  8. Valerosa y ética proclamación exigiendo resarcimieno del criminal daño causado por los imperialismos blancos europeos y occidentales al pueblo de Tanzania, por el premio nobel de literatura Abunda Lugala. Admiración y respeto para este escritor negro y Tanzano.

  9. Brillante, valiente, extraordinario discurso. De manera sencilla, breve y magistral, haciendo uso de su sentido de oportunidad, aprovecha para sembrar la semilla de consciencia social, pero más alla, conmina tácitamente en indagar sobre la historia de su país, toda vez que denuncia los efectos ocasionados por el hegemon europeo. Si Así de profundo es el discurso, imagino la profundidad y certeza de su obra. Da gusto apreciar que este escritor y galardonado autor, no se dejó lavar el cerebro, ni omnubilar por el europeo distorsionando su consciencia de clase. Libro de lectura obligada

  10. Un discurso que pone en claro la ambicion desmedida del capitalismo salvaje, con un solo fin el lucro de los poderosos, que no repararan en la gente, ni en el ambiente, felicitaciones para Abunda Lagula.

  11. Exquisito y franco discurso, necesario para quienes posan de sabios y conocedores de la única verdad.
    Sus palabras producen lágrimas de dolor, de angustia, impotencia y en algún momento odio y resentimiento.
    A todo ese peso acumulado que la sufrido su pueblo, lo eleva y conmueve a la audiencia .
    Es el discurso del pueblo africano

  12. 👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼Entendí perfectamente su discurso y su sentir.
    Yo también hubiese aprovechado el estrado para escupirles el ojo desde lo alto pero siendo de abajo.

  13. Busque a Abunda Lagula en google y no existe nadien con ese nombe, mucho menos ninguna reseña de haber ganado el nobel de literatura ni de este año, ni de años anteriores…revisen sus fuentes, antes de publicar…

    • POR ESO PRIMERO A BUSCAR BIEN, COMPROBAR Y VERIFICAR LA INFORMACIÓN
      PRIMERO Q NADA SE ESTÁN BURLANDO DE LOS HERMANOS AFRICANOS, CON ESTE CHISTE PÉSIMO, «ABUNDA LA GULA»?
      EN VEZ DE PUBLICAR COSAS EDIFICATIVAS, ESTO ES UNA BURLA AL PUEBLO ESCLAVIZADO…

  14. Después del prólogo, de Sartre, en «Los condenados de la tierra», del doctor Fannon, éste es el mejor discurso publicado por un premio nobel. Para guardar y releer.!!!!

  15. Lo felicito por el coraje de decir tan sabias palabras. .Tiene toda la razón.. !!!! Ojalá se cumpla su deseo… por el bien de todos…!!!!. Cuando más hermanados estemos, mejor para las futuras generaciones.

  16. Me preguntaría:
    -Que pretenden las potencias nucleares en Tanzania, para atraer la atención del mundo, de sus recursos, uranio, petróleo ?

    Fuerte y sencillo el discurso del Nobel Abunda Lagula – Único – histórico – papal – muy genuino y abrazador del continente africano -trás la cortina del nobel de Literatura, está la historia cruenta del padecimiento del continente más empobrecido, negro y de los pueblos más postergados del desarrollo de la humanidad versus los históricos intereses de las grandes potencias europeas que han ejercido por siglos el predominio colonial, están en juego los grandes propósitos geopolíticos en el control territorial del mundo contemporáneo, está por verse que viene en la ONU, el G7, la OTAN, los países árabes, que más…

  17. Escribió y habló con el corazón, un tremendo discurso y qué mejor escenario para contarle al mundo las ignominiosa cometidas por Inglaterra y Alemania en la cuna de la Humanidad, y claro , como les dió en la cara, los principales noticieros del mundo ni le dan la primera página.
    Bendiciones hermano.

  18. Brillante y dura declaración de la «historia» oficial. Los blancos, en sus varias vertientes europeas, han saqueado a medio mundo y aún lo siguen haciendo con formas más «cultas». Gracias al robo de África, América, Asia y Oceanía (leáse la «periferia»), esos blancos de buenas conciencias se dan el lujo de dar cátedra de moral y buenas costumbres. Insisto, que gran discurso, que genial personaje es Abunda Lagula…

  19. *El premio Nobel de Literatura 2020*,
    *Abunda Lagula*, un rapsoda afrotanzano, un juglar de la miseria africana, que lleva al recibir el premio un mensaje descarnado y con sentimiento de dolor visceral dirigido a los negros desteñidos de ojos celestes del mundo occidental….acusando la infamia esquilmadora histórica emorendida contra el continente africano y génesis de la extrema pobreza actual, y que aún continúan como expectadores, silentes e indiferente….

  20. Así sea un imaginario, bien por Abunda Lagula, aunque no exista . Alcanza la reflexión , bien logrado.
    Deberíansalir del anonimato para aplaudirle sus francas palabras.
    Abunda, pareciere como en exceso; y Lagula, La gula, tal como lo trae la RAE..gula:.apetito desordenado de comer y beber…sin poseer nada en aquel territorio olvidado y marginado.

  21. Es una fake. Los ultimos premios Nobel de Literatura fueron Olga Tokarczuk y Peter Handke. Todavía no se entregó el Nobel 2020. El texto es bueno, lástima que venga envuelto en papel de humo.

  22. Que gran y espléndido de Abunda Lagula de Tanzania, actual premio nobel de literatura. Que entereza y coraje para restregarles en su cara(a los fasinerosos europeos), en primer lugar y quizás también a los imperialistas del Norte de América. Me imagino la cara de los saqueadores ingleses y demás países europeos que participaron del saqueo y esclavos del Continente Africano y de Tanzania en particular. Buena esa Abunda Lagula, tuviste la oportunidad de restregarselo en la cara y con mucha humildad y fuerza lo hiciste. Bravo por África y todos los pueblos del mundo que han padecido tan horrendos crímenes.

  23. La verdad es que pone el dedo en la llaga de una CULPABILIDAD tapada, silenciada, imnombrada para así No oír nuestras conciencias. Lo q no se nombra NI EXISTE. La jerarquías de n gobiernos blancos, son corruptos en su esencia. Bravo x dar nombre y señalar con valentía a los autores de tropelías

  24. Impresionante, leí este mensaje , línea por línea , palabra por palabra . El aparecimiento de la raza humana fue en Africa, ahora yo por lo menos , primera vez que leo un discurso de un verdadero representante de la raza africana y he quedado muy impresionado . No puedo mencionar el término de creatividad en este discurso , pero si sinceridad . No pongo en duda la total sinceridad de todo lo que escribe el Mister Abunda Lagula. Es tan impresionante que no seria raro que se inicie ahora un nuevo estilo de escri bir discursos de grandes personalidades , pues ahora Lagula es una personalidad de gran prestigio a nivel mun dial . Abigail Perales .

  25. Impresionante, leí este mensaje , línea por línea , palabra por palabra . El aparecimiento de la raza humana fue en Africa, ahora yo por lo menos , primera vez que leo un discurso de un verdadero representante de la raza africana y he quedado muy impresionado . No puedo mencionar el término de creatividad en este discurso , pero si sinceridad . No pongo en duda la total sinceridad de todo lo que escribe el Mister Abunda Lagula. Es tan impresionante que no seria raro que se ini in cie ahora un nuevo estilo de escri bir discursos de grandes personalidades , pues ahora Lagula es una personalidad de gran prestigio a nivel mun dial . Abigail Perales .

  26. Mas claro no podía ser Sr.Abunda Lagula un abrazo y felicitaciones no por el premio Nobel sino por sus grandes palabras tratare de seguir su ejemplo . 🦾🦾🦾

  27. Cuando la verdad se debe decir frente a la élite global, se ha dicho. Que sea un ejemplo para todos y en especial para aquellos que detentan el poder blanco, que su origen está allá en Tanzania. Felicitaciones a Abunda Lagula y nuevos éxitos.

  28. He leído el artículo acerca del premio Nobel de Literatura entregado al africano de Tanzania.
    Aunque el discurso es genial, qué no dieramos unos cuantos porque alguien en el mundo tuviera las agallas de decir estas verdades en tan magno evento. Pero, analizando el contenido, para comenzar el nombre del galardonado Abunda Lagula, si lo leemos en nuestra jerga, podemos leer Abunda la gula, muy ingenioso el nombre por cierto. En segundo lugar el galardonado con el premio nobel 2019 fue Peter Handke y el premio nobel 2020 será entregado el próximo 10 de diciembe.
    Creo no equivocarme.

  29. triste realidad . Y más triste aún el inmerecido castigo para Tanzania, un pedacito de África que es sinónimo del arrogante olvidó de países y gobiernos prósperos del mundo que gasta en armamentos y no olvidarnos del Vaticano que dice amar al pobre, pero no hace nada por ellos. Inercia del dar; pero que en bendiciones es opulenta. TRISTE

  30. Felicito al señor Abunda Lagula por tener el valor y el carácter de hacer una exposición tan clara y veridica , y hacerla pública al mundo entero.

  31. In discurso desde el alma de un pueblo que por primera vez en siglos ha expresado la realidad de la noche tormentosa y terriblemente injusta que viven nuestros hermanos negros. Muchas gracias!

  32. Me gustaría me indicaras alguna referencia de este autor y su discurso, que no he podido encontrar. En particular, no figura como premiado en los Nóbel de Literatura.
    Gracias. Saludos cordiales.

  33. Mi admiracion por la grandeza fe este hombre con nombre ironico. e Me arranca lagrimas su realidad que increiblemente existe por la locura e insensibilidad humana de los «desteñidos.»

  34. Qué bien aprovechado ese momento histórico, para quitar máscaras, decir verdades y denunciar ABUSOS, de los que se creen dueños del mundo. Mis respetos y admiración Abunda!! Esto es dignidad genuina!!

  35. BOFETADAS A TODOS LOS QUE SAQUEARON AFRICA Y PROPICIARON LA ESCLAVITUD , OJALA LES REMUEVA UN POCO ESOS ASQUEROSO BOLSILLOS Y LA LUJURIOSA RIQUEZA QUE POSEEN A COSTILLA DE LA MUERTE, MISERIA E IGNORANCIA DE LOS PUEBLOS DE AFRICA Y AMERICA.
    HASTA CUANDO SE ESPERA A QUE LOS DESPIADADOS CAPITALISTA COMPARTAN UN POCO DE LA RIQUEZA SAQUEADA, NO ES JUSTO QUE MIENTRAS UNOS GASTAN MILLONES EN ROPA, JOYAS Y TANTAS ESTUPIDECES Y SUPERFICIALIDADES, MILLONES DE SERES HUMANOS MUERAN DE HAMBRE , MIS RESPETOS Y ADMIRACION A TAN GRANDE SER HUMANO ABUNDA LAGULA.

  36. Lo Políticamente corecto
    Inclusión
    Diversidad
    Las facturas que se adeudan
    Las sociedades buscando maquillar la realidad…

    Lo expresado por Abunda Lagulam me parece tremendamente cierto y brutalmente honesto.

    Pienso y siento que a nombre de Inclusión y Diversidad, en el mundo entero se están cometiendo errores garrafales. Hoy Abunda, nos subraya algunos.

    Necesaria su voz, que nos recuerda, que el ego se alimenta de laureles, contrario a la pasión que lo hace de emociones y sentimientos, que disfruta lo logrado.

    Escuché, que el llamado a restaurar lo dañado no era solamente para quienes estaban en la sala, no era solamente para los lideres y autoridades.
    Escuché el llamado! Era para todos!!

    Abunda Lagula nos incita a seguir escribiendo. Nos invita a hacerlos en nuestra lengua madre, porque es con ella que podemos expresar lo que nuestro interior en muchos casos busca gritar.
    Más allás de la rima y la métrica, de las musas y de los grandes escritores, nos llama a contar la vida que nos toca y lo que tocamos con nuestras vidas.

    Que lo importante no sea la estética, ni lo elegante ni lo políticamente correcto.

    Gracias Abunda, por mostranos el camino a convertirnos en narradores de realidades. Que ellas sean nuestras musas.

    (Mireya)

  37. La realidad duele, pero habló con la verdad… Admiro su valentía, su lealtad a su raza, a su continente, no todos tenemos esa sangre bravía, para gritar a los pueblos del mundo, las injusticias de los poderosos… Liberia. Costa Rica. Centroamérica.

  38. Como decía un amigo «La humildad es algo tan complejo, que cuando uno cree tenerla, ya la ha perdido». Muy agresivo, redundantemente reiterativo en unas disculpas mentirosas; un discurso resentido, grosero, todos en la sala conocen la realidad, no es necesario restregárselas en la cara con los epítetos de «negrito entrometido, que no soy escritor, que no me lo merezco, pero estoy muy contento» etc. Pero logró el cometido: despertar una rabia con compasión… y fastidio.

  39. Me hizo recordar, -entre tantas otras atrocidades “blancas” de la Historia- el Museo humano de Londres donde exhibieron a nuestros “Sel’k-Nam” antes de exterminarlos de Tierra del Fuego… o cómo usurparon las tierras de nuestros pueblos originarios a cambio de espejos y con la Biblia en la mano…

  40. Ese extraordinario discurso fuera de serie, merece otro premio aparte, sin duda alguna es un tratado suigeneris sobre la situacion de vida en su pais.,Tanzania. Es irreverente, contestatario, revolucionario y con acento propio en la protesta, por el derecho que le da, ser ciudadano de un pueblo muy sufrido. Asombroso de verdad.!

  41. Era mas fácil y quedaba mucho mejor si no hubiese aceptado el premio. Suena así como que “ me caso contigo o acepto tu regalo pero no te quiero, no creo en eso, no te merezco, no me lo merezco pero igual lo acepto, por la lucha contra todos los que sufren en un matrimonio”. Que manera de autojustificarse y demostrar que ese premio es una porquería que solo se lo dan por compromiso de lavar un error y aún así lo acepta!. No entiendo tanto resentimiento y a la vez tanta sumisión de aceptar algo que no se merece y no es “ honesto”. Que gran confusión hay en esta historia!.

  42. La verdad duele pero livera. Mata el miedo pero no olvida, tomar consciencia de esta realidad y se llegara a lo que Africa fue y debe ser, sin miedos ni miserias, vivir en Paz

    • Así es Jaime, totalmente de acuerdo Carmen.
      Y unas breves palabra para Alí, ojalá fueses Mohamad Alí, tipo valioso y valiente como pocos famosos hubo, y no por boxear precisamente amén que haya sido el más exquisito. Porque tu resentimiento?, es una fake?,DEMOSTRALO VOS, A LOS LECTORES (fuentes, links, etc , Y SI EFECTIVAMENTE, COMO CREO LO ES, YA QUE LOS PREMIOS SE DAN LOS 10 DE DICIEMBRE , LE IRONÍA SOBRE EL NOMBRE ES FABULOSA, EL ESCRITO ES UNA HERMOSURA Y SI, «TREMENDO», todo el mundo sabe que este término es un modismo muy utilizado y exactamente a que se refiere en este caso. Porque buscarle tanto pelo al huevo? y, aunque sea fake, (yo las detesto) no reconocer que en este caso es una fake hermosamente hecha para despertar conciencias? eso para mi es lo importantemente negativo de tu comentario. Te deseo lo mejor, (amor, serenidad mental, emocional y espiritual que de eso se trata todo esto en mi modesta opinión y sin pretender debatir ni forrear (enardecerse en los foros).

  43. Querido Marcelo: Qué maravilla de discurso el que has dado a nombre del ficticio Nobel Abunda Lagula, de Tanzania, con qué objetividad describes el dolor de un pueblo, del África en general, y al mismo tiempo con qué dignidad reclamas, así algunos puedan pensar que ya para qué. Nunca es tarde para desnudar la injusticia, para reclamar con la verdad, para enrostrarle la intolerancia al blanco. Nunca es tarde para, por último, tirarle la mierda de vuelta, en forma de palabras, a la sifilización occidental, en un noble intento por reparar, lo que hasta ahora nadie antes intentó siquiera hacerlo. Un fuerte abrazo.

  44. Hola!, con todo respeto, pero el nobel de literatura, Abunda Lagula de Tanzania, no aparece en la internet; es cierto lo de su premio nobel? o es un anónimo sobre la problemática de Tanzania?.
    Amanecerá y veremos.

  45. Fantástico, porque llama tanto, la atención, este discurso. Alguien, que se atreve, a hablar con la verdad. Pero, que de todas maneras, recibe el premio. Que tan importante, es el premio, para el. Esto, es lo que no me queda claro.

  46. ¡Qué tal que fuera escritor!?? Entonces, debe ser un «encantador» de la palabra… Resulta imposible dejar de leerlo, porque -a través de su historia, Quién soy o Soy inmerecedor- construye una trama que te atrapa hasta el desenlace de su relato. Es sencillamente, fascinante!

  47. Que maravilloso discurso y cuánta verdad y dolor en sus palabras y sobre todo cuánta humildad y sencillez . Mil aplausos y disculpas por lo que me toque , es lo mínimo .

  48. Es la expresión más sincera, digna y respetable de alguien que sufre la crueldades del mundo blanco occidental a través de las perversidades provocadas sobre África.

  49. EXCELENTE. Profunda critica al saqueo, exterminio, la explotación, y a la hipocresía del imperialismo. Es la misma realidad de nuestra América.

  50. Creo que es un mensaje, pertinente, para nada fuera de lugar. Ya basta de pensar que todo «tiene su momento y su espacio», creo que no había mejor espacio, que esa ceremonia, para decir lo que dijo.

  51. Me quito el sombrero ante este Señor! Aplaudo cada una de sus palabras! Gracias por ser la voz de su pueblo, que ha sido también esparcido por el mundo, esclavizados.
    Gracias por ser la voz de quienes no saben cómo reclamar sus derechos!

  52. Magistral por decir lo menos lo que ha escrito el premiado en esta ocasión Me recuerda guardadas las proporciones a los estudiantes pobres de nuestro amado Liceo de Bolivar

  53. Buenas tardes: En qué año ganó el premio Nobel el señor Abunda Lagula??! cuales obras ha escrito?? Qué obra le premiaron?? donde se encuentra su biografia?? Mil
    gracias.

  54. Formidable!!!
    Por qué no se ve ni leen en los noticieros de radio, televisión ni prensa escrita este discurso?, como tampoco veo que se publiciten las obras literariad de esta gran y humana persona???
    Mi modesto pero no por eso menor agradecimiento a un grande!!!!!

  55. NO ES INCREIBLE EL MARAVILLOSO ESCRITO.
    LO INCREIBLE ES QUE EN PLENO SIGLO 21 HAYA RACISMO EN TODO EL MUNDO.
    JOSE STEINER
    DOCENTE JUBILADO
    BIOQUIMICO

  56. Es un discurso CREIBLE porque expresa la VERDAD, porque clama por JUSTICIA, porque nos hermana y nos llena de responsabilidad de cambiar este mundo actual.

  57. Deja sin palabras!
    Valentía e integridad en un entorno que supongo imponente, y que para nada subyugó a este enorme caballero y escritor. Su humildad (incluso lo que parece falsa humildad) y su incisiva y certera crítica ha debido sacar los colores a los opulentos oyentes que contasen con una mínima sensibilidad, como me los ha sacado a mi y a muchos lectores, hasta q he recordado q soy su hermano, así como el de todas aquellas almas que, sin distinguir colores de piel, habitamos este bello y maltratado planeta
    Namasté Mr. Abunda Lagula

  58. Creo con sinceridad, que el Sr. Lagula ha expuesto con una sincera identidad la tragedia que viven sus compatriotas en el diario vivir. Yo como médico, he tenido acceso a la necesidad de mis colegas de que se les envíe medicamentos aunque sea con la fecha vencida señalada por los laboratorios que los producen. Ellos han demostrado que con ello pueden curar muchas enfermedades y al menos tienen algo con que trabajar. Su discurso lo veo como una explosión anímica de protesta ante tanta injusticia, ante tanta inequidad.

  59. El discurso es magistral no hay duda… pero me parece de mejor catadura el señor Marcelo Colussi, escritor argentino radicado en Guatemala… el es el autor de este texto en un cuento que se llama Cartas nunca enviadas publicado en la obra cuentos para olvidar…

  60. Aparentemente hemos Sido engañados es un discurso falso.
    Pero extraordinario. Es la vos de los que no pueden expresarse. Así que no me importa si es falso o original. Me interesa que dice verdades y pone la injusticia si re el tapete.
    Bien por el Sueños Laguna o como se llame. A difundir!!

  61. Es una posición racista pues comienza el premiado autodenigrandose como cree o espera el mundo que sin Lis ‘ negros ‘ de Africa . Eso demuestra su total ignorancia al respecto pues el africano es un ser orgulloso y no agacha la cabeza como los miles avasallados de america Latina que no levantan cabeza : es un insulto haber escogido escribirlo desde el punto errado de vista de un africano cuando es el punto de vista condescendiente de un latino que no ve a su propio contingente y el avasallase en que ha estado . Debería haber tomado el punto de vista de un teguelche , mapuche , picunche , huilliche , aymara , quechua , amazónico , guatemalteco , haitiano y todos los demás aún en silencio y no usar un continente que no conoce :

  62. Sería bello si fuera cierto. Pero todo esto es una creación literaria imaginativa. Tal vez es un personaje de novela. Pero NUNCA EXISTIÓ ese escritor, no le han dado el Nobel a nadie que haya dicho eso…
    El nombre es ingenioso.
    Podría llamarse Abunda Elde Seo o Abunda Lofalso

  63. Escrito que hace reflexionar, pero no fue escrito por ningún premio NOBEL, Incluso, no creo que haya una persona llamada Abunda Laguna. Lo único que se encuentra sobre esta persona, es este discurso, que fue hecho para que se distribuya por internet.

  64. Que belleza… Lagrimeé toda la lectura. Que pieza tan magistral de dignidad y sensatéz. UN ENORME BESO a este gran negro. EL MUNDO DEBE QUITARSE EL SOMBRERO.

  65. Hola, se trata de una ficcion de una realidad que existe…En verdad no existe tal escritor, ni mucho menos ganó el Premio Nobel, todo es creación. Los noveles son en Diciembre

  66. Excelente discurso propio de un ser humano que se gana, no un premio Nobel de literatura, sino un premio nobel de humildad y dignidad! Una lección dada con todo el rigor de un caballero y con toda la valentía de un guerrero. Presento mis respetos a través de él, a una raza a la que le debemos nuestro origen. Como con toda certeza lo ha expresado, lo saluda una negra desteñida!

  67. Pero no debió caer muy bien su presentación, que hay un pacto silencioso en los medios, para que sigan sus palabras …como África … en el olvido… Ese no es el» Olvido que seremos» … sino el olvido que si somos.

  68. Asombra la nula capacidad investigativa y analítica de los contertulios de este sitio. Palabrerío emocional vacuo e intrascendente. Acierta y da en el clavo quien escribe sobre «fake news» y otro que le dedica unas líneas a la «ausencia de la esposa» del laureado y ficticio personaje. Yo diría que, siguiendo la misma línea, por el contrario, la esposa está presente en todo el espíritu del «discurso». Saludo a la señora Enma Madera de Gallo, un nombre que evoca la riqueza forestal y avícola del continente africano. Hay que investigar por favor, antes de dar cabida a la tanda de diarreas verbales. Desplumados todos.

  69. Buenas noches amigos lectores estudiantes mis saludos.
    Impresionante ,impactante brillante extraordinario ,solte no una làgrima muchas.Este valiente intelectual dio de manera magistral tremendo discurso.sobre su vida ,su historia su tierra que lo vio nacer.su gente llevando presente su pueblo con mucho orgullo hablo`ante una gran multitud.se expreso con mucha sinceridad y trizteza guardada en su alma , su corazon ,desde sus viceras humilde pero valiente guerrero .solto todo su dolor ante este evento .te ganaste este maravilloso premio por todo lo alto eres un gran ser humano.dios te permita ganar muchos premios mas.Felicitaciones Abunda Lagula

  70. EL tal ABUNDA LAGULA NO EXISTE.Pero el 99 POR CIENTO DE LO QUE SE DICE EN ESE DISCURSO ES MAS QUE CIERTO.Y EL SEÑOR MARIO COLUSSI QUE ES QUIEN AL PARECER LO ESCRIBIO NO ES TAN LOCO NI EXAGERADO EN SUS APRECIACIONES.SI LA ACADEMIA NO LE DIO NINGUN PREMIO YO SI LE ENVIO COMO PREMIO UN FUERTE ABRAZO Y QUE SE SEPA DE UNA BUENA VEZ QUE EUROPA JAMAS VA A PRESENTAR DISCULPAS POR NADA NI AL AFRICA NI A AMERICA Y SEGUIREMOS SIENDO DERROTADOS HASTA LA CONSUMACION SE LOS SIGLOS COMO BIEN LO DECIA MI PADRE.

  71. Dudo de su veracidad – no por su contenido crítico que me parece acertado y conmovedor – sino por estos motivos:

    1. En la lista oficial de los premios nobel de literatura 2019 no aparece su nombre.
    2. Detalle: el nombre «Abunda Lagula» suena como un chiste provocador!

  72. A las personas a las que dirigió el discurso ni las inmutó. Por que los esclavizaron ? Porque podían. Por que los expoliaron y aún lo hacen ? Por que pueden. De igual modo los negros esclavizarían a los blancos si pudieran y así hasta el infinito.

  73. Respeto mucho a Abunda y su merecido premio. Sin embargo siento mucho que, queriendo emancipar a los Africanos, se inspire casi exclusivamente en la ideología progresista de los mismos colonizadores. Yo nací en África negra y creo que la cultura la historia la dignidad la vida y sibre todo la increible esperanza fe y alegría que carasterizan al continente negro. La sonrisa increíble de millones de Africanos materialmente pobres pero ricos de cultura coraje alegría y fe faltaron en este discurso muy reiterativo…Viva África negra pobre pero donde la tasa de abortos es la más baja del mundo. Si lis blancos e asiaticos siguen así es probable que en 100 añis haya más Negros que otros en este planeta…y no sé olviden negro no es un color! VIVA AFRICA! VIVA LA VIFA Y LA ALEGRÍA! AFUERA LOS CHINOS, LAS ELITES NEGRAS EXPLOTADORAS DE SUS PROPIOS PUEBLOS Y LAS ONG OCCIDENTALES QUE VIENEN A IMPONER SU IDEOLÓGICA MORTÍFERA Y TAN AJENA A LOS VALORES TRADICIONALES AFRICANOS! DICEN CONDENAR EL VIEJO COLONIALISMO Y SU VERSIÓN ACTUAL PAN CAPITALISTA PERO ES SÓLO PATA IMPONER SUPUESTAS VALORES INCOMPATIBLES CON LOS VALORES AFRICANOS…MARY STOPES UNA ONG INGLESA FINANCIADA POR GOBIERNOS Y MILLONARIOS OCCIDENTALES LLEVA ACABO CASI 4 MILLONES DE ABORTOS CASI SIEMPRE ILEGALES….ESTO RECUERDA EL PASADO RACISTA DE LA FUNDADORA DEL PLANING FAMILIAR QUE ABRIÓ TODOS LOS PRIMEROS ABORTORIOS EN BARRIOS NEGROS PORQUE SU POBLACIÓN IBA CRECIENDO DEMÁS…EN LA GRAN NACIÓN BLANCA DE AMÉRICA…QUE DEMASIADOS NEGROS NO NOS CHUPEN RECURSOS A NOSOTROS RICOS!

  74. Yo soy blanca, nacida en Tabasco México. Nunca he entendido por qué a los africano y a otros negros los tratan así. A caso es un pecado ser negro? Para mí mi humilde firma de pensar todos somos iguales debajo de una piel llevamos el mismo color de sangre, todos merecemos tener el mismo trato.

  75. Yo soy blanca, nacida en Tabasco México. Nunca he entendido por qué a los africano y a otros negros los tratan así. A caso es un pecado ser negro? Para mí; mi humilde opinión y forma

    de pensar todos somos iguales debajo de una piel llevamos el mismo color de sangre, todos merecemos tener el mismo trato.

  76. Google ha publicado el discurso pronunciado por ABUNDA LAGULA de Tanzania, al recibir el premio de Literatura.
    Lo invito al Sr. Jaime Hales que haga esta investigación antes de escribir su opinión del discurso que está dando la vuelta al mundo. Debemos de dudar de Google?

  77. Aplaudo su valentia, pero debio presentarse con su traje tipico y la 1ra parte de su discurso me hubiera gustado lo haga en su idioma mater y los organizadores hubieran tenido que buscar un traductor.
    Esperemos que lo dicho sea una leccion y que la reccion sea positiva. Mi solidaridad esta contigo,.

  78. Leo por segunda vez el imposible atrevimiento de dos hombre de la historia que conozco en mi vida.
    El primero fue el cura fray Antón Montesino, que en el año de 1511, subió al púlpito de la iglesia de los dominicos en La Española (Santo Domingo) desde donde se pronunció un memorable sermón, que se convertiría en una de las primeras y más radicales denuncias de los abusos de la conquista española en Abya-Yala de Mexico, discurso que que se convertiría en un antecedente del pensamiento latinoamericano liberador.

    El Segundo, Abunda Lagula de Tanzania, quien al momento recibir el Nobel de Literatura 2019, se arma de valor frente a tanta gente blanca y cogotuda para decirles en sus peladas caras: ¿En nombre de qué derecho mi población, mis hermanos, fueron convertidos en esclavos? ¿Con qué derecho nos han saqueado históricamente como lo han hecho las potencias occidentales? ¿Por qué estamos condenados a ser los vencidos, los olvidados, los marginales, los miserables? ¿Por qué tenemos que vivir de las infames limosnas de la caridad internacional, siempre deficientes, siempre a destiempo? ¿Con qué derecho se nos quiere hacer pagar una inmoral, insoportable y nefasta deuda externa que ningún habitante del África ha contraído directamente? ¿Cómo olvidar los siglos de explotación, de ignominia, de degradación que nos tocó soportar, solo por ser negros? ¿Por qué estamos condenados a soportar una enfermedad como el VIH-SIDA, guerras fratricidas que nos inventan desde fuera de nuestras fronteras, saqueo inmisericorde de nuestros recursos? ¿Y si fuera cierto que pedimos que, a partir de ahora, la monarca del Reino Unido de Gran Bretaña y la Irlanda del Norte.

    Comentado por el escritor Alejandroo Cuellar de Perú

  79. Quisiera leer los comentarios de todos aquellos que se deshicieron en elogios, cuando se den cuenta que es absolutamente falso el “escritor” y que se aprovecharon de su credulidad .. hay que confirmar este tipo de notas …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.