Enrique Ochoa Antich: Proponemos elección popular del defensor del pueblo durante parlamentarias

Hoy en Venezuela se producen varios 27F cada año

Miles de ejecuciones en los barrios así lo prueban

Las FAES deben ser disueltas, lo que propondrá a personeros del alto gobierno

El «Caracazo» fue una explosión biológica instintiva del cuerpo social y no una insurrección popular conciente

La del 27F fue la mayor masacre de nuestra historia

Enrique Ochoa Antich, quien fuera durante los sucesos del 27F defensor de los derechos humanos, emitió ante los medios de comunicación una declaración este viernes, cuando se cumplen 31 años de aquella fecha.

-La rebelión de los pobres de 1989 fue más una explosión biológica del cuerpo social que una insurrección consciente del pueblo, argumentó.

Explica Ochoa que, sintiéndose «emboscado» por el necesario «paquete» de ajustes de Pérez, el pueblo, al que le habían prometido en las presidenciales de 1988 el regreso a la Venezuela saudita y populista de los ’70, se rebeló instintivamente, saqueando principalmente alimentos para prepararse ante lo que se anunciaba.

-Pérez había dicho que los trabajadores tendrían que «olvidarse de sus reivindicaciones laborales», así que ellos decidieron tomarse el problema en sus manos y prepararse para lo que venía, opina Ochoa Antich.

Según su criterio, imponer el ajuste sin debatirlo con el país, confiando en el liderazgo caudillesco de Pérez, y sin medidas sociales compensatorias, fue la causa directa del 27F.

-Luego se produjo la masacre de los inocentes, en particular el 28 de febrero y el 1° y 2 de marzo, principalmente por la orden absurda de Pérez a los militares de entrar a los barrios a recuperar lo que se había saqueado, cuenta Ochoa Antich.

A las puertas de la morgue de Bello Monte, frente a los cadáveres apilados en la acera porque ya no cabían adentro, él y otros activistas del MAS y estudiantes de derecho (como Édgar Silva, Giovanni Pasquali y Liliana Ortega) fundaron lo que luego llamarían Comité de Familiares de las Víctimas (COFAVIC). Según las cifras que con nombre y apellido esa ong logró determinar, se produjeron 396 asesinatos, de los cuales solo 277 fueron reconocidos por el Estado.

-Yo vi la cifra de más de 300 en la lista de la morgue y me aproximo a la de 500 en total, no a la que me parece exagerada y sin fundamento alguno de más de 3.000 que se denuncia por allí, señala.

Igual, se trataría de la mayor masacre de nuestra historia, solo comparable con los fusilamientos de Bolívar en La Guaira en 1814, antes de su emigracion a oriente.

En 1990, Ochoa Antich fue encarcelado a las puertas de Miraflores en una protesta de las madres del 27F exigiendo justicia. Los expedientes reconocidos por el Estado fueron sepultados en los Tribunales Militares sin sanción alguna hasta el día de hoy.

-Desde que Chávez llegó al poder, a él y en general al gobierno, les he pedido sin respuesta alguna que se reactive la investigación de esos casos para que se produzcan las sanciones individuales a que haya lugar, refiere quien entonces fuera defensor de los derechos humanos.

Quizá por esa impunidad, la violación masiva y sistemática de los derechos humanos se mantiene hoy día y, según cree Ochoa, en mayor medida, pues miles de ejecuciones así lo prueban.

-Me atrevo a asegurar que en la Venezuela de hoy se producen varios 27F cada año, sentencia.

Barajando cifras, que van desde 8.000 a 6.800 en los últimos 5 o 7 años, que se recogen en informes como los de Provea, de Amnistía Internacional o de la Oficina de la Alta Comisionada de DDHH de la ONU, es evidente que las ejecuciones son hoy más que antes. Ochoa, que formuló ante la Fiscalía las primeras denuncias contra las OLP en tiempos de Luisa Ortega Díaz quien las corroboró, comparte las críticas que han sido formuladas a las FAES, que le recuerdan a los Pantaneros de la PM de Caracas de infausta memoria.

-Se trata de un grupo de exterminio que debe ser disuelto o sometido a una intensa reformulación, plantea, y anuncia que les hará llegar esta demanda a los personeros del alto gobierno.

Otra crítica que formula es a la Defensoría del Pueblo, «silenciosísima institución», según acusa. Dice conocer al Defensor, Alfredo Ruiz, desde los tiempos del 27F, cuando él era activista del Comité de Justicia y Paz de Petare. Su temperamento, asegura Ochoa, no es para ese cargo, pues un Defensor debe hacer ruido, molestar al poder, exigir cambios apoyándose en la opinión pública, ser la voz de los familiares de las víctimas y de las ongs de ddhh, y nunca ser complaciente con el Estado, pues es más un representante de la gente en el Estado que un representante del Estado en la gente.

-Por eso sugiero que se considere este año someter a elección popular ese cargo, junto con la elección de la nueva AN, según lo permite el artículo 279 de la Constitución, propone Ochoa, quien hará llegar el planteamiento a la Mesa Nacional de Diálogo.

Teléfono de Enrique Ochoa Antich: 0424 257.5599

Foto: Ochoa Antich detenido por la Disip durante protesta 👇 durante el gobierno de CAP I 1989-1994

Categorías Opinión

1 comentario en “Enrique Ochoa Antich: Proponemos elección popular del defensor del pueblo durante parlamentarias”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.