Cualquier transición debe incluir a Maduro que es quien ejerce el poder

Enrique Ochoa Antich considera que propuesta de Abrams revela desconocimiento de la realidad venezolana e insiste en la «vía polaca» para la transición en Venezuela

Así ha sido en todas las transiciones democráticas pacíficas exitosas que en el mundo han sido

Lo que propone Abrams no es sino la renuncia de Maduro, puesta en otras palabras. Por lo que yo sé, ni el madurismo ni la F.A. aceptarán esa posibilidad

La propuesta de EEUU es inconstitucional y equivale a un golpe de Estado camuflado

Enrique Ochoa Antich se refirió hoy a la propuesta de EEUU-Abrams-Guaidó en un hilo por la red social Twitter en los siguientes términos:

1/12 La propuesta ayer de Abrams demuestra un notable desconocimiento de la realidad venezolana.

Cualquier propuesta de transición debe incluir a Maduro que es quien detenta el poder real.

Maduro, por su parte debe aceptar la idea misma de transición: dados su aislamiento y la quiebra del país, él debe considerar su necesidad.

2/12 Lo que propone Abrams no es sino la renuncia de Maduro, puesta en otras palabras. Por lo que yo sé, ni el madurismo ni la F.A. aceptarán esa posibilidad.

Abrams sólo ofrece como alternativa endurecer sanciones. Sin embargo, hay otros modelos de transición.

3/12 Un principio esencial que debe tenerse en cuenta, y que se ha verificado en todas las transiciones pacíficas exitosas que en el mundo han sido, es que quien va a dejar el gobierno debe permanecer en el poder durante la transición, compartiéndolo.

4/12 Así fueron los casos de Pinochet, De Klerk, Jaruzelsky, por ejemplo. En Venezuela tuvimos la transición del andinismo a la democracia y quien lo protagonizó fue un gomecista: López Contreras.

Hace algún tiempo propuse la vía polaca para la transición en Venezuela.

5/12 En Polonia, Jaruzelsky y los comunistas por un lado, y Solidaridad y Valessa por el otro, pactaron una transición que duró año y medio con aquél como Jefe de Estado, incluyendo jefatura de la F.A. y un viceprimer ministro comunista jefe de la seguridad interna.

6/12 Por su parte, Solidaridad asumía la jefatura de gobierno, cohabitando con los comunistas. Año y medio después de largas negociaciones, se fue a elecciones presidenciales y las ganó Valessa.

7/12 Propongo que la Asamblea Nacional y la Asamblea Constituyente pacten una reforma constitucional que otorgue al parlamento la facultad de designar, y no sólo de censurar, al Vicepresidente, asignándole la condición de jefe de gobierno. Esa reforma puede someterse a referendo durante las parlamentarias.

8/12 De esta manera, la oposición al ganar las elecciones parlamentarias (si votamos todos, claro) accedería a esa jefatura de gobierno.

La reforma debe explicitar que el Presidente será jefe de Estado, de la F.A., y de la seguridad interna, designando al ministro de Interior.

9/12 En todo lo demás: economía, salud, educación, relaciones exteriores, etc., el Vicepresidente ejercerá sus funciones de jefe de gobierno en acuerdo con el Presidente.

Si el PSUV gana las elecciones, tendría todo el poder y el régimen político se relegitimaría.

10/12 Esta cohabitación posible puede prolongarse hasta la reinstitucionalización de todos los Poderes Públicos nacionales.

11/12 Otra opción sería pactar que durante las parlamentarias y de forma paralela, se realice un referendo consultivo que pregunte al soberano si manda o no la relegitimación de todos los Poderes Públicos nacionales mediante elecciones generales, como propuso la ARC en 2019.

12/12 Así se apelaría al poder constituyente originario y la transición política democrática pacífica tendría toda legitimidad, a diferencia del proceso inconstitucional, verdadero golpe de Estado camuflado, que propone Abrams.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.