Uslar Pietri destructor de la democracia

Carlos Raul Hernandez
@CarlosRaulHer

Lástima que un buen escritor como Uslar Pietri, sobre todo por «30 hombres y sus sombras» y «Lanzas coloradas» haya sido el operador esencial para la destrucción de la democracia.
Uslar estimuló a una camada de políticos imbéciles, resentidos, y sinvergüenzas a destruir el sistema democrático derrocando a Pérez. Uslar soñaba con ser presidente pero trabajó para lapa.


Uslar nunca soportó la democracia de clase media provinciana que crearon adecos y copeyanos. Decía que los brindis del poder eran «la mierda con la champaña» y la oratoria popular de Betancourt la llamaba «quincalleria verbal». Escribió un libro justificando el 4F.
Uslar Pietri, en su casa, estímuló en infinitas reuniones para derrocar a Carlos Andrés Pérez y a los adecos, y para aupar un golpe militar. Unió conspiraciones de izquierda y de derecha. Escovar Salom, Granier, Olavarría con Pablo Medina, Douglas y Angela Zago.
Él fue el inspirador de los dos golpes militares. Y escribió después del 4F un libro justificando sus razones.


Él estaba herido por el maltrato que sufrió de los adecos entre 1945-48. Luego ellos, arrepentidos, le dieron todos los honores y favores, embajadas, premios, pero Uslar nunca tuvo la grandeza de olvidar.


Los adecos reconocieron su error, le piedieron perdón y le dieron los más importantes reconocimientos y cargos como el de UNESCO. Le bregaron el premio Principe de Asturias, incluso. La brega la hizo Canache Mata.


Uslar destrozó por odio la grandeza que hubiera podido lograr con la pluma. Tal vez sería un gran escritor latinoamericano y no lo es por su afición a la política.


Sinvergüenzas de AD, Copei, MAS, Causa R, MEP y el calderismo participaron en el linchamiento de Pérez. Hubieran sido el relevo del sistema. Hoy son fantasmas.


Creo que existe la categoría de los «hijos de puta ilustrados». Si no, hay que llevar la moción a la Academia.


Mi balance de Uslar: escribió dos muy buenos libros, la democracia le dio todos los reconocimientos y privilegios y luego pasó a destruirla. El país de hoy es también su herencia.


Nunca le perdonaré a Gonzalo Barrios haber permitido a la muerte que se lo llevara. Si el padre del sentido común hubiera vivido, el CEN de idiotas de AD no hubiera votado la destitucion de Pérez en el Congreso. El programa económico hubiera seguido y hoy seriamos Kuwait.


«Sembrar el petróleo» es una frase obvia y de cualquier manera la democracia lo hizo en escuelas, universidades, financiando empresas privadas, etc. Llegamos a ser el país más moderno de Latinoamérica.


En la pobreza cultural de Venezuela, donde no hay Borges, Cortazar, Sabato, Neruda, García Márquez, Mutis, sólo tuvimos enanos. Y Uslar hizo dos buenos libros (gracias a Gallegos existimos).

Categorías Opinión

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.