Chapuceros y mamarrachos en la política de Vargas

Por Santos García Zapata

Durante meses vendieron la idea de cursos para ser dirigentes que duraban un fin de semana; se retrataban en auditorios, salían en diarios y en Facebook. Nadie califico ese hecho como lo que era: una mamarrachada. Igual que la moda de los jóvenes y menos jóvenes de repetir frases kirsch imitando al banal y superficial Paulo Coelho para darse ínfulas culturales.

Acontece el 23 de enero la marcha política más grande en la historia de Vargas y no perciben que gran parte de sus asistentes fueron hasta hace poco chavistas. Pero hay algo que es singular/inédito y es que no está sucediendo como en el pasado que miles de adecos y de copeyanos se inscribían en el movimiento chavista MVR ; hoy están a la libre los desencantados. No tienen liderazgo.

Hay un componente de jóvenes, adolescentes que expresan su rabia lanzándole piedras a la policía y luego protagonizando disturbios que llevaron a saqueos de algunos comercios e intento de destrucción de obras públicas como la Plaza Bolívar de Catia La Mar y el Terminal de Pasajeros de La Zorra esto lo podemos ligar a unos cuantos jóvenes en la región que han perdido la vida jugando el peligroso entretenimiento en las redes llamado de LA BALLENA y al número asombroso de embarazos precoces y del segundo embarazo precoz. También el numeroso grupo de adolescentes que se dedican a la prostitución en la Parroquia Carayaca, en la Urbanización Caribe de Caraballeda y Hugo Chávez en Urimare.

Cientos de jóvenes se están drogando con pega y oliendo gasolina provocándose daños irreversibles en su cerebro. Cientos de niños de la región también están alimentándose deficientemente y eso producirá en el cerebro de los niños, serias consecuencias en el desarrollo y el aprendizaje.

Categorías Opinión

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.