Chuspa en crisis

Los habitantes de Chuspa, por ejemplo, nos comentaron que el servicio eléctrico va y viene, lo que significa para ellos deja de prestar algún servicio para las pocas personas que visitan la zona. Para el pasado domingo 6 de mayo de 2018, en Chuspa tenían 15 días sin el servicio agua. Debían ir al río para poder bañarse, lavar la ropa y traer un poco del vital líquido a casa.

Los puestos de comida en la playa están vacíos. Los habitantes comentaron que en años pasados, la playa se llenaba de personas que venían a disfrutar, y ellos tenían cosas que ofrecerles, comidas bebidas, pero ya no es así. No hay señal de teléfono, cuando llega es “un milagro”, afirman. Los puntos de venta en el pueblo no funcionan.

Es por ello que, el poco servicio que prestan, alquilar algunas sillas, la comida que preparan en el pueblo y luego traen a la playa, para quien lo pide, luego deben esperar que las personas lleguen a sus casas y les hagan la transferencia. ¿y si no la hace?, pregunte, “bueno no cobramos y no comemos”, respondió una señora que vive de lo que la gente se acuerda de depositarle.

Categorías Vargas