El 10 de Enero

DESDE LA CONCIENCIA

Por: Ignacio Buznego Escobar

El 10 de Enero y la toma de posesión presidencial, se ha convertido en el tema más importante de la actualidad política y social del país e igualmente de la sociedad internacional, el 20 de mayo del 2018 en elecciones presidenciales fue electo para el periodo 2019-2025 el ciudadano Nicolás Maduro Moros siendo proclamado ganador por el CNE por encima de los principales representantes de la oposición venezolana que participaban en dicho evento electoral como lo eran Henry Falcón y Javier Bertucci.

Existe una parte de la comunidad internacional representada principalmente por el grupo de Lima y los Estados Unidos que han realizado declaraciones en contra de la toma de posesión del presidente electo Nicolás Maduro Moros y han manifestado su posición con respecto a la consolidación de ese hecho, plateando principalmente el desconocer la legitimidad del Presidente de la República y del periodo presidencial por el cual fue electo, motivados esencialmente por el argumento de que las elecciones realizadas no cumplieron con las condiciones necesarias para que fuera justa y transparente, solicitando a la institución electoral del país unas nuevas elecciones generales de todos los cargos de elección popular en condiciones y garantías que ellos especifican (leer declaración del Grupo de Lima sobre 10E y la crisis política en Venezuela).

Hemos observado en la historia contemporánea veinticincos procesos electorales desde el año 1998, en unos han participado la oposición venezolana y en otros se ha autoexcluido. En el año 2015 la oposición gana las elecciones parlamentarias obteniendo la mayoría de los representantes en la Asamblea Nacional Bolivariana, en el año 2017 se excluyen de las elecciones a la Asamblea Nacional Constituyente por denominarla inconstitucional principalmente enfocados en la interpretación de los artículos 347 y 348 de la CRBV, después participan en elecciones de gobernadores obteniendo cinco gobernaciones siendo juramentados por la ANC (denominada anteriormente como inconstitucional) los gobernadores electos, entre ellos cuatro de los gobernadores de la oposición, un solo gobernador electo por la oposición (Juan Pablo Guanipa), decide no juramentarse ante la ANC y se convoca a nuevas elecciones en el Estado Zulia siendo elegido Omar Prieto por el PSUV, en el 2018 se realizan elecciones presidenciales siendo elegido Presidente el ciudadano Nicolás Maduro Moros participando la oposición con los partidos Avanzada Progresista de Henry Falcón y Esperanza por el Cambio de Javier Bertucci y elecciones municipales en donde participo la oposición venezolana aunque también hubo una fuerte propaganda y llamado a la abstención por otro grupo de oposición; todos estos procesos electorales siendo convocados y supervisados por los miembros del CNE e igualmente en donde se ha utilizado los mismos instrumentos y mecanismos para el proceso de votación y auditoria.

Observando el comportamiento de la oposición venezolana en los eventos electorales anteriormente descritos considero que deben darle la oportunidad a sus seguidores si todavía existe alguno, de tener una opción seria y democrática para expresarse, la falta de congruencia y consecuencia en su toma de decisiones, manifiesta la falta de visión, proyecto y estrategia política, que los ha llevado desesperadamente a buscar ayuda extranjera para que a través del ataque a las instituciones y a un pueblo tratar de conseguir la salida de un gobierno que ellos en 20 años no han podido democráticamente derrotar por su falta de liderazgo, unidad y organización; dejando entrever que lo oposición venezolana lo que no logra electoralmente quiere lograrlo a través de la conspiración y motivado a este error es que cada día pierden los espacio que le han confiado sus seguidores para que trabajen en la mejora de los problemas esenciales de los ciudadanos y no para que conspiren contra un gobierno.

El 10E es el prólogo de un nuevo periodo presidencial, que debe ser igualmente el inicio de las transformaciones necesarias que requiere el país en sus instituciones, políticas económicas, servicios básicos, educación, sistema de salud, oportunidades entre otros; y que es responsable el gobierno ejecutivo de crear las condiciones para que esto suceda de manera armoniosa e involucrando a todos los sectores de la nación. Aunque en un mundo globalizado es necesario la convivencia y relación con todos los países y esencialmente con los más cercanos al propio, esto no puede ser motivo para someterse a designios o presiones extranjeras que violan todo derecho internacional, indudablemente es un reto que tiene el gobierno nacional en política exterior para este nuevo periodo, pero debe hacerse con la dignidad que caracteriza a la idiosincrasia venezolana y que se ha rescatado después de mucho tiempo de sumisión y clientelismo. Ojala permita este nuevo inicio realizar las transformaciones necesarias en la oposición venezolana, transmutándola en una opción política que coadyuve desde su pensamiento político a promover los cambios necesarios en el país, con un trabajo mancomunado con el gobierno y el pueblo ya que es necesario en este momento la suma de todos los venezolanos y sus organizaciones para lograr definitivamente la independencia que desde al año 1830 estamos soñando.

Afirmo absolutamente que es natural y sano para el desarrollo político de un país que existan diferentes tendencias ideológicas, diferentes ramas del pensamiento político y económico, que interactúen entre sí para que a partir de la diversidad de pensamientos, ideas y visiones se construya un país propio, no dependiente, y se edifique con sólidas bases las estructuras del Estado y de la sociedad, que beneficien a los ciudadanos venezolanos, y definitivamente sentencio que no solamente es natural y sano, es imposible que en un país con más de cuarenta millones de habitantes exista un único pensamiento, una única idea, una única ideología, pero con la misma fuerza de absolutismo reclamo que solo se puede consentir como un solo pensamiento para cuarenta millones de habitantes el bien de la patria, solo se puede consentir como una única idea el desarrollo de un país, solo se puede consentir como única ideología el bien común, solo se puede consentir como un único sentimiento el amor infinito por Venezuela, si en esa diversidad sana de pensamientos, ideas, e ideologías se busca el bien de la patria, el desarrollo del país, el bien común y son inspirados por el amor, definitivamente no sería difícil el acuerdo de los sectores de poder y de todos los ciudadanos en función de emprender un camino juntos para la evolución de la patria.

Ignacio Buznego Escobar

Fundación Sumando para el Futuro

Síguenos en las redes sociales

Instagram @fundacionsumandoparaelfuturo

Twitter @FundSumandoPEF

Facebook Fundacionsumandoparaelfuturo

Sumando hacemos más…

Categorías Opinión

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.