El por ahora de Chávez a la detención de Juan Guaidó en la autopista

Por Santos García Zapata

Ambos sucesos lanzaron a la fama nacional a estos dos personajes con una diferencia de 19 años. Fue una torpeza haber permitido al golpista Teniente Coronel haber lanzado ese mensaje por TV e igual de gigantesca fue la torpeza de haberlo detenido al Presidente de la Asamblea Nacional Juan Guaidó en plena autopista Caracas La Guaira.

Debemos reconocer que las diferencias de fondo y de forma entre un apátrida y un patriota se han borrado en la Venezuela del año 2019. Esa feroz, polarización y la realidad social, política y económica del país han borrado las diferencias entre izquierda y derecha.

En el campo de la oposición existen diferencias de fondo y forma mayores que las superficiales de hace meses. Juan Guaidó su partido Voluntad Popular tienen nexos directos con el Gobierno norteamericano y hacen parte de un curioso entramado económico poderoso, hábil, inteligente, ”iluminado” y cínico. Tienen a toda la oposición bailando al son que ellos tocan y de paso cuentan con un poderoso respaldo popular que se ha encarnado en la figura joven, fresca del Ingeniero Juan Guaidó. El combustible que mueve/motiva esta creciente oposición es la hiperinflación.

Como causa efecto de 19 años de gobierno chavista seremos un pacífico protectorado de USA. Hay que reconocer que comenzó el fin del gobierno de Nicolás Maduro y Diosdado Cabello; si son hábiles podrían no arrastrar al chavismo en su caída. El gobierno perdió la iniciativa y la calle. ¿Pueden recuperarlas?

Categorías Opinión

1 comentario en “El por ahora de Chávez a la detención de Juan Guaidó en la autopista”

  1. Tortuoso camino a la guerra
    Augusto R. Córcida
    Resolver la cuestión venezolana no es tan sencilla, no se puede decir que con la pérdida de la calle el oficialismo (Debe llamarse así ya que el chavismo también está muy dividido donde las bases se fueron del gobierno y se dividen así mismas en tres toletes: unos que apoyan a Guaidó, otros que se fueron a la reserva y no apoyan a nadie y otro grupo que apoyan una nueva opción, son pocos del chavismo de base y del entorno de Chávez que apoyan al gobierno). el gobierno se va a entregar ya que tiene un súper poderoso poder de fuego amen que los radicales del oficialismo son los que tienen el control del partido y del gobierno y prefieren ir a una guerra civil que entregar el poder, mientras que la oposición está amarrada a que Estados Unidos intervenga militarmente cuestión que es tarea imposible porque Estados Unidos no interviene militarmente en países protegidos por Rusia, están montando una fuerza conformada por venezolanos y colombianos que han sido entrenados en Colombia a los que esperan se les una una fuerza de brasileños, especialmente provenientes de la policía federal de ese país cuyos integrantes están muy bien entrenados en combate cuerpo a cuerpo sobre todo, la fuerza armada brasileña no se meterá en el conflicto porque son totalmente apolíticos y la fuerza armada colombiana solo se meterá eventualmente.
    Es lamentable decirlo pero la mesa está servida para la guerra dentro de territorio venezolano y sobre todo luego de la derrota de Estados Unidos en las Naciones Unidas instancia que si podría lograr un acuerdo en Venezuela pero que también está muy dividida y donde la realidad es que ninguno de los dos factores de poder se anotaron el triunfo ya que fue 19 a favor del gobierno de Maduro y 17 en contra (también en las Naciones Unidas hay polarización).
    La guerra, a menos que aparezca un salvador, es la opción que están manejando los dos factores de poder por lo tanto lo que queda es rezar y prepararse para este escenario que cada día que pasa es más cercano, como digo al principio el Madurismo-Diodasdismo (Oficialismo) no va a entregar y la unidad de vanguardia de la oposición: Voluntad Popular-Sectores de Primero Justicia-Vente Vebnezula y ABP tampoco.
    Pudiera ser posible que así como en Corea del Norte se evitó una guerra contra Corea del Sur impulsada por el gobierno de Donald Trump con la intervención de China, lo mismo pudiera ocurrir en Venezuela, pero eso no se ve en el horizonte, solo el gigante asiático dueño en gran parte de la gigantesca deuda externa norteamericana podría salvarnos de un conflicto bélico interno, pero China no ha dicho, a pesar que apoya al gobierno de Maduro que quisiera ser mediador.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.