La historia de una de las “mulas más sexys del mundo”

Su vida en las redes sociales parecía de ensueño. Recorrió el mundo, exhibió su cuerpo y disfrutó de cuánto lujo quiso, pero detrás de Melina Roberge, de 24 años, se ocultaba el ilegal oficio de trasladar droga desde Australia a varios países, por lo que enfrenta una condena de ocho años de cárcel.

Roberge no estuvo sola, pues también la acompañó su amiga Isabelle Lagacé, de 30, quienes pretendieron ingresar a Sydney con un cargamento de cocaína hallados en sus cabinas, luego de haber paseado por medio mundo a bordo de un crucero.

Disfrutaron de la Polinesia, según Infobae.

Las mujeres registraron en Instagram cada uno de los momentos de su viaje de lujo en el Sea Princess. Las playas, puertos y compras que realizaron quedaron plasmadas en la plataforma 2.0, según los datos que publicó este miércoles el portal argentino Infobae.

La travesía que duró al menos dos meses tuvo un costo de 15 mil dólares cada una.

Ella se dejó seducir por el estilo de vida y la oportunidad de publicar fotos glamorosas de Instagram de todo el mundo”, dijo la juez que llevó el caso. “Ella quería ser la envidia de los demás. Dudo que lo sea ahora”, afirmó.

Por su parte, Lagacé fue sentenciada en noviembre a 7 años en prisión. Ambas mujeres podrían ser deportadas a Canadá.

Roberge se realizó “un tatuaje de la suerte” para los viajeros. Foto: Infobae.

Las fotografías que publicaban eran acompañadas de mensajes motivacionales.

Por el caso hay un hombre implicado de nombre Andre Tamin, de 65 años, quien será sentenciado en octubre. Fue atrapado con 60 kilogramos (132 libras) de la droga en su cabina.

El 28 de agosto de 2016 la policía encontró inicialmente 35 kilogramos de cocaína cuando el barco atracó en Sydney, luego el resto del cargamento con que pretendían ingresar a Australia.

Tim Fitzgerald, comandante regional de la Australian Border Force (ABF), indicó que este era el cargamento más importante de la historia de ese país que habían logrado incautar.

Julio Blanca

“La comunicación dejó de ser una palabra corriente y se convirtió en un estilo de vida” – /Tw e Ig: @julioblanca07/[email protected]

Categorías Sucesos