La Mano Dura.

José Barreto Rivas

En estos momentos difíciles y aciagos que vive Venezuela, al cual no escapa nuestro Estado Vargas de la política que ha producido una hambruna de este desgobierno nacional, regional, local; son un solo gobierno, basta con ir a las panaderías de nuestra región y ver a los niños de Vargas hambrientos pidiendo un mendrugo de pan, cuando deberían estar en las escuelas, o en un parque, lo hacen debido que en casa no hay alimentos, la deserción escolar es dramática, no hay cómo adquirir el pan de cada día, la mayoría de las veces no hay pan ,porque no hay harina, el costo es impagable, pero si hay producción en dulces y otros productos que no son de primera necesidad, todo esto es posible ante la mirada complaciente de las autoridades locales, tiene usted la palabra Gobernador.

Es evidente que la comercialización de la harina se ha convertido en un gran negocio millonario para algunos privilegiados del régimen y una gran desgracia para la gran mayoría del pueblo de Vargas, es oportuno organizar nuestro pueblo para defender el derecho que tenemos todos de alimentarnos. Hay algunos dueños de panaderías que han remodelado lujosamente –como si fueran joyerías-sus establecimientos convertidos en restaurantes, dulcerías con el alto precio del pan. No sea complaciente gobernador actúe haga valer su autoridad, se lo piden todos los niños de nuestro estado; basta de tanta irresponsabilidad.

Categorías Opinión