No somos opositores pero: No hay otra alternativa que irse del país

Por Rodrigo de Castilla

La crisis social, económica y política que vive Venezuela ha provocado la fuga de muchos ciudadanos a otros países del continente americano. Colombia, Argentina, Perú, México, Panamá o Brasil son algunos de los refugios de los venezolanos que deciden dejar su país empujados por la escasez de productos básicos y la inseguridad. Otros se atreven incluso a cruzar el atlántico y emigran a España, Portugal e Italia.

Se ha incrementado en el número de solicitudes de refugio realizado por los ciudadanos venezolanos, que se calcula en varias decenas de miles, al rápido crecimiento del número de venezolanos que se encuentra en condición irregular en los países de acogida y al súbito aumento de la diáspora que hoy ronda el millón y medio de venezolanos.

Más de 550.000 venezolanos residen en Colombia informó el departamento de Migración negranadino.

No se trata de hacer antichavismo ni somos para nada opositores pero es una solución a esos miles de jóvenes y menos jóvenes que –aún con las ayudas sociales- no les alcanza para tener una vida adecuada. La inflación indetenible reduce los aumentos. Por eso debemos organizar en cada ciudad de Venezuela la salida de una forma adecuada la salida de esos miles que desean irse.

Categorías Opinión