Veraz… Venezuela en la mira

Por Robert Alvarado (@robertveraz)

“A comprar las alpargatas porque lo que viene es joropo” El ex presidente de Venezuela Luis Herrera Campíns

Después del 23 de enero, Venezuela se puso en el huracán de las noticias en el mundo entero, ese día el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, hizo lo que esperaban dentro y fuera del país, asumió sus funciones como presidente interino de la República de Venezuela. Eso significó un duro golpe para el régimen, especialmente para Maduro, quien a este ese momento se excedió subestimando a “ese muchacho” y cuya presidencia es desconocida por la mayoría de los venezolanos y de gobiernos de la región aun cuando sigue ejerciendo control sobre las instituciones del estado venezolano.

Todos los venezolanos que marchamos en cada una de las ciudades y pueblos de nuestra amplia geografía nacional, también en las diferentes ciudades del mundo, vivimos de modo único aquel momento en que Guaidó estuvo a tono con nuestras expectativas, no nos defraudo para comenzar con buen pie pronunciándose en alta, clara e inteligible voz:

“Hoy 23 de enero del 2019, en mi condición de presiente de la Asamblea Nacional, invocando los artículos de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, (…) ante Dios todo poderoso, Venezuela (…) juro asumir formalmente las competencias del ejecutivo nacional como el presidente encargado de Venezuela para lograr el cese de la usurpación [de Nicolás Maduro], un gobierno de transición y tener elecciones libres”.

Eso dicho con una determinación absoluta, ante cientos de miles de manifestantes en la plaza Juan Pablo II de Chacao, Caracas, fue como un sismo en Miraflores; al recibir de inmediato el reconocimiento del presidente estadounidense Donald Trump, muchos en el palacio presidencial murmuraron, “al cementerio se va a enterrar al muerto no a que lo entierren a uno con él”, a buen entendedor pocas palabras.

Por la urgencia de salir de la actual pesadilla en que se ha convertido vivir en este país, muchos nos vimos tentados por la prédica inmediatista y maximalista. No era para menos luego de dos décadas de polarización y de separación entre los venezolanos, una realidad que tiende a desaparecer del sentir popular. Las soluciones económicas que requiere la nación de forma perentoria tal vez no avanzarán con la velocidad y en la dirección que se requieren, no obstante lo importante será salir de la crispación que amenaza con apoderarse del país o, mejor dicho, con la que los usurpadores aspiran intimidarnos.

Las carencias, limitaciones y desenlaces fatales diarios a causa del hambre, falta de medicina, inseguridad, violencia y desidia oficial llevaron a que los mismos venezolanos se pusieran en el ojo del huracán al lado de Guaidó, revelando una realidad sabida por todos, los usurpadores no tienen pueblo, nunca lo tuvieron, de ahí la tirria contra la disidencia causante de miles detenciones arbitrarias, vulgares secuestros que han querido justificar con la aplicación de una justicia putrefacta a manos de un Poder Judicial con una deuda inmensa que algún día habrán de pagar, pues el adeudo los mismos administradores de justicia lo escribieron con sangre, sobre todo en nuestros dignos y valientes presos políticos.

En la mira de los venezolanos estuvo Guaidó hasta el 23, ahora está al lado de cada venezolano dentro y fuera del país, compartiendo sus angustias y haciendo su mejor esfuerzo para lograr el cambio político anhelado por todos, el 23 le dimos un voto de confianza que aspiramos se materialice en justicia, libertad, paz, bienestar y prosperidad para Venezuela, sin riesgos para nuestros países vecinos ni aquellos que están allende el atlántico o el pacífico, eso sí, realzando el supremo valor de nuestro gentilicio, al que algunos han querido mancillar con campañas xenofóbicas.

Recuerdo al estimado Teodoro cuando decía “estamos mal pero vamos bien”, con aquel proverbial buen humor, a lo cual agregaría, lo malo va quedando para los usurpadores, que en su desespero apelan a burdas estrategias, tan desquiciadas como las imputaciones de Jorge Rodríguez y Diosdado Cabello a Guaidó con el cuentico de la falaz reunión secreta y los “acuerdos” en que llegaron y que Guaidó no cumplió (https://www.youtube.com/watch?v=Tj0s1KDJr4g), digno de un culebrón de esos producidos por RCTV, que por cierto renacerá como el Ave Fénix. Frente a la actuación timorata y poco convincente de Jorgito y ojitos lindos, Guaidó desmintió valientemente lo dicho por ellos, acostumbrados a montar esos shows de reuniones secretas con especímenes como Luis Florido.

El otro desatino mayúsculo, fruto del frio que les corre por detrás, es haber retado a los gringos, pues el ultimátum dado a la Embajada de USA en Caracas se convirtió en un boomerang cuyo retorno está amenazando con debilitar aún más su ya menguada posición, ¿qué hará Nicolás al cumplirse el lapso de las 72 horas? Con sin temor a equivocarme puedo decirles lo que hará: el ridículo, una vez más y quizá por última vez.

Independientemente de lo que pase con los gringos, el flanco más débil de los usurpadores es el respaldo ciudadano que en tan poco tiempo Guaidó ha logrado aglutinar, nada despreciable en una confrontación en la que hemos visto a guardias nacionales y efectivos policiales corriendo, huyendo de la gente que salió a manifestar.

El régimen estaba tan seguro de sí, subestimó tanto el  poder de convocatoria de Guaidó que aún no se recupera del golpe que le propinaron el 23E, por eso ahora el pataleo es mayor, pues saben que no podrán evitar las elecciones previstas en la Constitución, llegado ese momento perderán hasta el último concejal obtenido fraudulentamente en diciembre pasado, el primer derrotado en esos comicios será el gobernador a quien le tomaron su sede de gobierno sin importar que se hace llamar el Campeón.

¡Hagamos jaque mate!

Cualquier información o sugerencia por [email protected] [email protected] [email protected] o bien por mí teléfono 0414-071-6704 y además pueden leer esta columna en mí página Web: www.robertveraz.galeon.com Ahora mi columna se traduce en Inglés http://robertveraz.galeon.com/aficiones2595740.html y sigan mis comentarios y opiniones por @robertveraz en twitter e Instagram. Pueden ver mis videos en YouTube: Tips de @robertveraz. ¡Hasta la próxima semana, Dios bendiga a Venezuela!

Categorías Opinión

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.